Emilio Toussaint

BLOG

¿Eres consciente de lo que te estás perdiendo?17 / 02 / 2015

< REGRESAR AL BLOG

¿Eres consciente de lo que te estás perdiendo?


Durante nueve años desempeñé un puesto muy importante en una de las aseguradoras más importante de México. Salía de mi casa cada lunes a las cinco quince de la mañana rumbo al aeropuerto para abordar el vuelo de las siete  con el que iniciaba mis jornadas de catorce a dieciséis horas de trabajo diarias.


Mi trabajo cubría todas mis expectativas económicas y profesionales, era el puesto que muchas personas soñaban: "poder, capacidad de influir en los demás, dinero y reconocimiento". A mi familia no le faltaba nada… al menos eso creía pero, en realidad, ese era un auto engaño porque les faltaba lo más importante, les faltaba yo. En el fondo yo no era feliz, vivía estresado y cuando tenía tiempo para estar con mi familia quería simplemente descansar y quedarme en casa.


Un día -por obra del Espíritu Santo- decidí que las cosas no podían seguir así y negocié mi salida. Fueron nueve meses muy difíciles de tratar de cerrar círculos. Sin embargo, no me preparé adecuadamente y tuve un problema depresivo que duró un año y medio. Al término del mismo nos fuimos a vivir a los Estados Unidos por un año.


A la semana que llegamos mi hijo Diego, el más pequeño, me pidió que lo acompañara a jugar baloncesto al parque. Era un miércoles a las cinco de la tarde. Recuerdo que cuando tomé el balón para tirar a la canasta sentí remordimiento, ¿cómo era posible que un empresario como yo estuviera a esas horas perdiendo el tiempo en el parque? Al voltear y ver la cara de felicidad de mi hijo recordé la frase de John Lennon: "La vida es lo que pasa mientras estas ocupado haciendo otras cosas".




Y al hacer un recuento de las pérdidas, estoy consciente de que hizo falta mi presencia en festivales y clases públicas escolares; en los partidos y entrenamientos deportivos; en el compartir los alimentos así como estudiar y jugar juntos. Soy consciente de que no puedo borrar lo pasado, sin embargo, en los últimos 9 años les he dedicado el mayor tiempo posible a mis tres hijos - Emilio Antonio, Luis Carlos y Diego-haciendo juntos lo que a cada uno les apasiona.


¿Eres consciente de lo que te estás perdiendo? Te tengo una buena noticia ¡Estás a tiempo de cambiar! Busca una actividad profesional que te permita  llevar una vida en equilibrio, una vida que considere todos los aspectos importantes: trabajo, finanzas personales, familia, salud física, salud emocional y salud espiritual.


Hoy es un buen día para cambiar.


Emilio Toussaint.