Emilio Toussaint

BLOG

La Vida Va Más Allá11 / 06 / 2018

< REGRESAR AL BLOG

Ha transcurrido casi un mes desde mi regreso a México, luego de la última peregrinación por el camino de Santiago. Más de una persona me ha preguntado con preocupación cómo me siento ya que les extraña mucho que durante casi siete semanas ininterrumpidas había publicado mis vivencias y, sin embargo, en los últimos días me he mantenido casi en silencio. Es cierto: nunca me había tocado vivir tres fuertes experiencias al mismo tiempo.

1.- Un gran desgaste físico que me llevó a que mi traumatólogo me revisara y me diera tratamiento.
2.- La frustración, por vez primera, de no haber llegado a mi objetivo -la tumba del apóstol Santiago-.
3.- Por último y la más importante, la tristeza de la pérdida de un amigo y hermano con quien tuve la bendición de conocer y compartir por más de 40 años.

He sido testigo de su santificación en enfermedad. German le agradecía a Dios por la vida y repetía constantemente su célebre frase: “Qué bonita es la vida”, que sigue resonando en mi mente, alma y mi corazón.

Quiero decirles que ya estoy reintegrado a mi trabajo con las ganas y entusiasmo que el testimonio de Germán me dejaron como legado. Sigo al pie de la letra el tratamiento que el médico me dio y he recibido, a través de un amigo, la iluminación del Espíritu Santo: sí alcancé a llegar a tiempo con Germán, independientemente de que ya hubiera fallecido, porque realizamos juntos el Camino y él siempre estuvo a mi lado.

Parece ser que el que no llegara hasta Santiago de Compostela fue una diosidencia, ya que Luis mi hermano, quien tiene discapacidad visual, me ha propuesto acompañarme a realizar los últimos 113 km.

Así que si Dios me da vida y nuestra salud nos lo permite, el próximo año durante 10 
días realizaremos juntos esta aventura en la que el pequeño de los hermanos será la luz que guía los pasos de su hermano mayor, tal y como Luis guio mi vida durante mi infancia.

Me queda claro que la vida va más allá de unas decisiones presidenciales o de la copa del mundo. Es una experiencia totalmente personal. Nuestro propósito debe ser disfrutar y compartir en el día a día.
Este sábado empiezo la revisión de mi segundo libro titulado: “¿Quién te llama, peregrino? Lecciones de vida del camino de Santiago”.

Tendré el gusto de mantenerlos informados.

Quiero invitarlos también a un taller gratuito de plan de vida y carrera que impartiré este jueves 14 de junio a las 07:00 pm. Aprenderemos cómo capitalizar tus dones, tu prestigio, y tus contactos. ¡Ánimo! La vida siempre sigue y nos sorprende... si es que estamos dispuestos a la sorpresa. 

Buen camino, peregrinos.